De vuelta a La Casa

Leydis y Alejandro Robaina

Leydis y Alejandro Robaina

Hace pocos días regresé de viaje de Canadá. Estuve en con mi esposa por sus más atractivas ciudades, entre ellas Quebec, Toronto y Montreal, lo que hizo de nuestro viaje una luna de miel única. En ese país encantador que ya había visitado en otra ocasión, pude recorrer lugares típicos y visitar a viejos amigos.
Mi predilección por la comida gourmet y la cocina internacional me llevó a restaurantes de lujo como GLOBE, un sitio donde pude degustar exquisitos platos internacionales. Entre ellos, una gran variedad de quesos, y como plato fuerte, una sabrosa carne al hueso. La comida de Canadá es uno de sus encantos más peculiares.

Leidys y Alejandro

En Montreal

En esos quince días paseamos por muchos lugares en cada una de las ciudades. Sobre todo quedé enamorado de la ciudad de Quebec, por tener aún los vestigios de una ciudad antigua, que mantiene su arquitectura tradicional. Quebec es un sitio encantador, en el que pude disfrutar de la belleza de su paisaje y de unas vistas irrepetibles en Canadá. Con sus casitas del vino y del chocolate, enamora a cada viajero que la visite.

Por otro lado, en Toronto me azotó el frío característico de Canadá. Los días en que estuve en esta ciudad, viví la experiencia de menos siete grados, algo extremo comparado con el habitual clima de mi isla caribeña.

No obstante, pudimos visitar lugares emblemáticos como la torre representativa de dicha ciudad. Además, recorrimos el Barrio Chino y las famosas Cataratas del Niágara, que nuestro poeta cubano José María Heredia inmortalizara con su Oda al Niágara.

En Quebec

En Quebec

Finalmente en Montreal nos sentimos más cerca de Cuba. El clima en esta ciudad nos dio una acogida mucho más calurosa, pues pudimos vestir como en nuestro propio país. Montreal es otra ciudad encantadora, con una arquitectura asombrosa, donde sobresale su Catedral de Notre Dam, la cual no tiene nada que envidiarle a la parisina.

Sin dudas la cultura canadiense es sumamente plural. En ello me recuerda a mi cultura cubana, pues ambas son el resultado de transculturaciones, con sus correspondientes diferencias. En Canadá, entre el idioma francés, el inglés y nuestro español experimentamos, incluso desde la lengua, una experiencia para recordar.

Acerca de Alejandro Robaina

Dueño del restaurant La Casa, en La Habana, Cuba. Owner of restaurant La Casa, in Havana, Cuba. Ver todas las entradas de Alejandro Robaina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: