Castillo de San Carlos de la Cabaña, una joya de la arquitectura militar cubana

Cañonazo de las 9

Cañonazo de las 9

Recientemente concluyó la XXI Feria del Libro de La Habana, que tuvo como sede principal el complejo turístico Morro-Cabaña, en especial La Cabaña, sede de todas las presentaciones de libros, conferencias y demás actividades. Ahora que ha culminado el evento y prima la tranquilidad y la visualidad despejada, aconsejo a quienes estén de visita por La Habana o estén pensando en viajar pronto a Cuba, no dejar conocer este lugar, justo al pasar el túnel de la Bahía de La Habana.

La Cabaña es uno de los legados más importantes que España le dejó a Cuba en términos de arquitectura militar. Esta fortificación merece un recorrido paciente, para poder admirar en toda su dimensión la belleza de esa arquitectura sobria, y sobre todo, del paisaje del litoral habanero que desde ella puede disfrutarse. El mar, la brisa, la historia, la arquitectura, son condicionantes que hacen de un recorrido por este sitio una experiencia única.

Castillo La Cabaña

Castillo La Cabaña

Ciertamente los españoles no solo nos dejaron sus tradiciones culinarias, sino también influyeron en nuestra arquitectura doméstica y militar. En las casas coloniales cubanas perviven rasgos de la arquitectura española, como sus techos de madera, sus balaustradas y sus tejadillos. Respecto a las construcciones militares, La Cabaña es un vivo ejemplo de la compleja y sólida estructura defensiva que establecieron los españoles en nuestra isla tras el ataque de los piratas ingleses.

Con la construcción de esta fortaleza quedó defendido el punto más estratégico y vulnerable de la ciudad, por donde se había producido la invasión inglesa. La Cabaña, que posee 700 metros de largo y una extensión de 10 hectáreas, es sin disputa la mayor y más formidable de las fortalezas construidas por España en el Nuevo Mundo. Se proyectó construirla en una colina a lo largo del canal de entrada de la bahía, como una mole gigantesca y continua, integrada al Morro. El Morro, y a continuación La Cabaña, crean una larga  cortina amurallada por casi un kilómetro que cubre, desde esa elevación estratégica, la defensa de la ciudad en todo el canal de entrada a la bahía.

Les sugiero que no dejen de visitar este sitio para que puedan admirar La Habana desde otro ángulo, especial para los amantes de la fotografía. Y sobre todo, para que puedan también disfrutar de sus museos y de la famosa Ceremonia del Cañonazo, celebrada cada día a las 9:00 pm.

Acerca de Alejandro Robaina

Dueño del restaurant La Casa, en La Habana, Cuba. Owner of restaurant La Casa, in Havana, Cuba. Ver todas las entradas de Alejandro Robaina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: