La cultura popular en las marquillas tabacaleras

Marca de tabacos La Corona, Restaurant La Casa

Marca de tabacos La Corona

El arte de la industria tabacalera es apasionante. Ese aroma del Habano, de un buen puro cubano que desprende olores seductores, es insustituible. Sobre todo cuando se acompaña con buenos licores o un café gourmet. Lo cierto es que no puedo resistirme a esa tentación tan poderosa, fruto de la tierra cubana, sobre todo de las vegas pinareñas. Sin embargo, dentro de este mundo de fumadores, me atrae además una cuestión muy particular, relacionada con el diseño exquisito de las marquillas de tabaco.

En ocasiones me detengo a contemplar las marquillas de tabaco antiguas y no puedo dejar de reconocer el valor cultural que poseen. Sobre todo por la presencia en ellas de algunos elementos de la cultura popular aplicados a la litografía. Me resultan seductoras esas imágenes de sabor criollo y tropicalizado, donde lo mismo se encuentra la imagen del indio, que la de una diosa grecolatina, que la representación de clásicos de la literatura universal.

Alejandro Robaina, Restaurant La Casa

Alejandro Robaina fumando un Cohiba en el Restaurant La Casa

Los símbolos representados han significado una huella para el diseño tabacalero, pues la imagen del indio se refería, y lo continúa haciendo, al nativo dueño de la planta. La representación de las vegas de tabaco hablan de la agricultura y la presencia del mar alude al comercio de este producto. Todo un mundo de representaciones que hoy se ha enriquecido a través de las nuevas marcas como Cohiba, Montecristo, Romeo y Julieta, Partagás, Guantanamera, Troya y Belinda.

Y qué decir de los dorados y troqueles que le daban más prestancia a la envoltura. Esto está en relación con el hecho de que el tabaco a través de la historia ha sido destinado a reyes, emperadores y grandes personajes, por lo cual su envoltura precisaba de un sello de distinción, cultura y toque de elegancia.

Marcas de tabaco, restaurant La Casa

Marcas de tabaco cubano

Las marquillas que hoy se conservan guardan parte de la historia del grabado cubano. Son representativas del alto valor del tabaco, de su ubicación como un producto elegante, exquisito y exótico. Por ello en el restaurant La Casa reservo un espacio para todo aquel que desee disfrutar del placer de la degustación de habanos. Cada comensal que lo desee puede extender su cena con bocanadas de habano, para continuar con esta tradición de la cultura cubana.

Acerca de Alejandro Robaina

Dueño del restaurant La Casa, en La Habana, Cuba. Owner of restaurant La Casa, in Havana, Cuba. Ver todas las entradas de Alejandro Robaina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: