El Museo Napoleónico

Museo napoleonico

Museo napoleonico

Cada vez que algún amigo del restaurant La Casa me pregunta acerca de lugares que no puede dejar de visitar en La Habana, lo remito al Museo Napoleónico, fundado en 1961. Generalmente todos los extranjeros que viajan a Cuba por primera vez no dejan de conocer el Museo Nacional de Bellas Artes  o el recinto museístico de La Cabaña; sin embargo, no recomiendo dejar el Napoleónico para un segundo viaje.

Este museo es muy singular por los objetos que atesora, como su nombre lo dice, del emperador francés Napoleón Bonaparte. Y es que está considerado como uno de los cinco más importantes del mundo en su tipo. Posee una colección de unas 8.000 piezas, traídas por los bonapartistas que se refugiaron en la Cuba, por el doctor Francois Antommarchi y sobre todo por el magnate de la industria azucarera Julio Lobo, admirador del emperador.

Como exquisitas muestras de la cultura francesa y del buen gusto de Napoleón, se coleccionan  allí piezas que datan desde finales del siglo XVIII hasta mediados del siglo XIX. Entre ellas, me encantan las piezas de porcelana del patrimonio personal de la familia Bonaparte, las armaduras, además de los objetos personales de Napoleón I. Aunque no dejo de reconocer el alto valor de la colección numismática y de la amplia representación de pinturas y esculturas de la época.

Museo napoleonico

Museo napoleonico

Recorrer las salas de este museo es altamente recomendable, no solo por la colección que alberga, sino también por el placer que produce recorrerlas. Yo adoro el renacimiento, por eso disfruto doblemente la visita a este museo que se encuentra en la antigua  mansión del ítalo-cubano Orestes Ferrara. Un inmueble florentino de cinco pisos que, colindando con la Universidad de La Habana, atrae por la belleza de su arquitectura y por la historia que encierra.

Cada vez que me acerco a la colina universitaria me doy una vueltecita por el museo, sobre todo ahora, luego de su restauración. No pierdo la oportunidad de refrescar con ejemplares tan exquisitos del arte pictórico, escultórico y mobiliario que forman parte de los bienes culturales de Cuba.

Acerca de Alejandro Robaina

Dueño del restaurant La Casa, en La Habana, Cuba. Owner of restaurant La Casa, in Havana, Cuba. Ver todas las entradas de Alejandro Robaina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: