Rellenitas rellenitas, las papas de la abuela

Papa rellena

Papa rellena

Recuerdo cuando de niño mi abuela María me hacía papas rellenas. Me gustaban con cualquier tipo relleno, ya fuese picadillo -mi preferido- jamón o queso. Disfrutaba del proceso de preparación, pues como mucha de la comida cubana típica, exige dominio, maestría y sobre todo experiencia.

Como parte de la tradición de la familia Robaina, esta receta cubana ha sido transmitida de generación a generación, con los secretos que esconde su elaboración. Y hoy los quiero compartir. Si bien es una comida fácil de realización, por otro lado tiene sus trucos, los cuales recuerdo muy bien, como me enseñó mi abuela. Me decía: primero debes embadurnarte las manos en un poco de aceite para que el puré de papa no se pegue en ellas y luego debes hacer una abertura profunda para que el relleno no se salga de la bola de papa.

 

Papa rellena,Al horno

Papa rellena,Al horno

Y tenía mucha razón. Cuando me atrevo a preparar este platillo, no olvido sus consejos. A mi me gusta mucho para compartir con amigos, pero no dejo de reconocer que las que he probado en Guanabacoa tienen un sabor peculiar. Si Guanabacoa no tuviera tan buenos motivos para ser admirada, las papas rellenas que hacen allí serían una razón suficiente para hacerlo. Entre las notas de algún piano lejano, o el sordo repiquetear de una rumba, las papas rellenas del negro Bambalú aún convocan al apetito de los guanabacoenses y están inscritas también entre sus más apreciadas leyendas.

 

Por ello, hoy les recomiendo esta receta de comida cubana, por tradicionales, económicas y sobre todo, por sabrosas.

 

¿Cómo se realizan?

 

Ingredientes

 

2 libras de papas Sofrito a gusto para el picadillo
½ libra  de picadillo de carne de res o puerco 4 huevos
½ cucharadita de pimienta molida 2 tazas de galleta molida o pan rallado
1 cucharada de sal 1 taza de aceite para freír

 

Modo de preparación

 

En una cazuela con agua, salcoche las papas lavadas y con cáscaras. Vigílelas para evitar la sobrecocción. Extráigalas, escúrralas, refrésquelas y, antes de que se enfríen por completo, pélelas. Si es necesario, póngalas a resecar en el horno a fuego medio durante unos minutos. Redúzcalas a puré con la pimienta y la sal, cuidando que quede bien compacto (para evitar que se deshaga al freírlo más adelante). Haga un picadillo corriente (carne picada) adobado a su gusto. Procure que quede seco.  Tome con una cuchara grande un poco de puré a su consideración, según el tamaño que quiera darles. Haga unas bolas y póngales en el centro una cucharadita del picadillo. Luego, tape el relleno y déle nuevamente la forma. Páselas por huevo y polvo de pan o galleta molida dos veces. Fríalas en grasa profunda bien caliente. Da para 8 raciones.

 

Papas rellenas

Papas rellenas

Otras recomendaciones de la abuela:

Debe escoger las papas entre las especies de textura compacta o harinosa.

El relleno puede ser de pescado, queso, jamón, vegetales, etc., según la disponibilidad y preferencia.

En otras zonas del país, estas papas se hacen rebozadas y se les da forma achatada como una gran fritura de bacalao. Suelen consumirse en emparedados.

 

Acerca de Alejandro Robaina

Dueño del restaurant La Casa, en La Habana, Cuba. Owner of restaurant La Casa, in Havana, Cuba. Ver todas las entradas de Alejandro Robaina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: