Restaurant La Casa, el misterio del éxito*

Sala y parte del bar del Restaurant La Casa

Listos para abrir

El primer día del restaurant La Casa, el 3 de agosto de 1995, fue el último apacible en la vida de la familia Robaina. Comenzaba la apertura a la iniciativa privada en Cuba y la incertidumbre marcaba el futuro de los nuevos empresarios, que se lanzaban a la aventura en un país en crisis, regido por un gobierno tradicionalmente reacio a cualquier emprendimiento fuera de las fronteras estatales.

“Ya no me imagino esta casa en silencio, teniendo una vida normal, cada quien en su cuarto o viendo la TV en las noches”, confiesa ahora Alejandro Robaina, el anfitrión del establecimiento y heredero, junto a su hermana Karina, del patrimonio legado por sus padres Manolo y Silvia.

Testimonio de unos sobrevivientes

En los inicios el temor fue una sensación constante. Todos los miembros de la familia abandonaron sus empleos para dedicarse por entero a la empresa. El boom del “trabajo por cuenta propia” de los años noventa les dio una gran oportunidad, pero no faltaron los obstáculos. Para sortear el fracaso se apoyaron en la experiencia en el sector gastronómico de Manolo, los conocimientos de cocina cubana tradicional de la abuela María y el espíritu emprendedor de Silvia.

El restaurant La Casa, en Nuevo Vedado

Nuevo Vedado

Solo en Nuevo Vedado, el barrio de La Habana donde está situada La Casa, existían entonces varios “paladares”, como llaman en Cuba a los restaurantes privados. Más de 15 años después quedan muy pocos establecimientos de aquella época, la mayoría naufragó en un mar de restricciones oficiales, la falta de apoyo a los negocios privados y su propia ineficiencia.

Alejandro Robaina confía en que la experiencia de haber sobrevivido a los tiempos malos y haber crecido en los años buenos les sirva ahora para enfrentar la nueva ola de negocios particulares. Con la apertura económica del gobierno de Raúl Castro, emprendida en octubre de 2010, han empezado a proliferar cafeterías y restaurantes privados en La Habana.

La familia Robaina conoce ya los secretos del abastecimiento, a pesar de la crónica escasez en el país de buena materia prima para cocinar. Además, han ganado reconocimientos de revistas y diarios de prestigio internacional, y cuentan con una clientela fiel, que incorpora constantemente nuevos adictos a la cocina de Cuba realizada por los chefs del lugar.

“No tememos a la competencia, porque te impulsa a ser más creativo”, asegura Alejandro. “Hay que estar siempre inventando”, subraya. La más reciente iniciativa de este joven empresario de 38 años es una campaña promocional en Internet y en particular en redes sociales como Facebook y Twitter, una novedad en la isla, donde el desarrollo de la comunicación, incluso en las grandes empresas, es incipiente.

Un día en la vida de La Casa

En La Casa apenas se duerme. Las puertas de esta residencia familiar de estilo californiano, construida en los míticos años 50, permanecen abiertas los 365 días del año desde el mediodía hasta la medianoche.

A los visitantes los sorprende el ambiente familiar del lugar, que no ha dejado de ser la casa de los Robaina, aunque durante la mitad del día acoja a viajeros de todo el mundo. También agrada la decoración peculiar de una casa cubana del siglo XX, con retratos de la familia, una pecera y otros adornos muy típicos del gusto de los nacidos en esta isla.

Una hora antes de la apertura parece el caos, pero todo está calculado, no con la precisión de ingleses o alemanes, sino con el desenfado de los cubanos, que son capaces de trabajar con rigor cuando la empresa los apasiona.

Manolo sale en el auto a buscar alimentos frescos, en los mismos mercados que el resto de la población, pues no existe una oferta mayorista. Mientras, Karina vela por la contabilidad, Silvia se prepara para hacer la caja y cobrar los pedidos, y la abuela sugiere recetas a los chefs.

Alejandro cuida los detalles: el rumor de la fuente, la limpieza de manteles y las copas… Él coordina el trabajo del personal, desde el bar hasta la cocina. Luego espera por el arribo de los primeros visitantes. Este muchacho rubio, que recuerda más a un surfer californiano que al estereotipo del cubano moreno y despreocupado, se ha ganado la fama de ser uno de los mejores anfitriones de La Habana.

Ensalada de vegetales del restaurant La Casa

Ensalada de vegetales

El ingrediente secreto de la cocina cubana

La comida cubana es centro del menú, con platos como la langosta grillé, tan buscada por quienes viajan a Cuba, y la tradicional ropa vieja. La carta la completan recetas francesas, pastas italianas y tapas y paellas españolas, preparadas y servidas a lo cubano.

Para Alejandro uno de los toques distintivos del restaurante es que toda la comida se elabora allí, desde el pan hasta los exquisitos helados de frutas, servidos en la corteza de cada una.

“Cuba no es solo sol y playa, aquí también se puede comer bien”, asegura.

La clave del éxito no está, a su juicio, ni en el espíritu emprendedor, ni en la unidad familiar en torno al negocio, ni en las delicias del menú, ni en tener buenos chefs… Sencillamente, sostiene Alejandro, el restaurante es fiel en todo momento a su identidad: una casa de familia cubana, que se abre de par en par todos los días del año para compartir la comida cubana, condimentada con un ingrediente especial: la hospitalidad característica de los habitantes de esta isla caribeña.

* Esta esla versión en español del artículo publicado originalmente en francés en el sitio Cubanía.

Acerca de Alejandro Robaina

Dueño del restaurant La Casa, en La Habana, Cuba. Owner of restaurant La Casa, in Havana, Cuba. Ver todas las entradas de Alejandro Robaina

4 responses to “Restaurant La Casa, el misterio del éxito*

  • yasnay sancho

    En mi reciente visita a Cuba, visite el restaurant La Casa, fue una eleccion muy acertada, la comida exquisita, la atencion esmerada y sobretodo la sensacion tan agradable y familiar como si estuvieras en tu casa, gracias a todos, tanto a la familia Robaina como a sus empleados por ofrecernos unas horas de calidad en nuestro propio pais.

    • Alejandro Robaina

      ¡Qué satisfacción leer este comentario tuyo! Aunque la mayoría de nuestros clientes no son cubanos, pienso como tú que los nacidos en esta isla también pueden sentirse muy bien en La Casa, porque encuentran un hogar cubano, un lugar donde vive una familia auténtica.

  • cubanazo

    Exelente comida de cuba y lugares turisticos

    Ejemplo de ello es el principal y mas bello balneario cubano, y también el mejor equipado de la isla. Se localiza en la península de Hicacos en la costa norte de la provincia de Matanzas y a 140 km (87.5 mi) al este de la Ciudad de la Habana con la que se comunica por una autopista de gran belleza visual. Tiene, además, un aeropuerto internacional enlazado con varias ciudades de América del Norte y Europa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: